Gracias por compartir otro día conmigo, mamá
14 Mayo, 2017
El operador más salado de Metro de Caracas
21 Mayo, 2017
Mostrar todos

“Epaaa ya vaaa, si no ves agua en el tobogán, no te lances”. Esta frase me hizo la semana, y surgió justo después de hablar de la importancia de los juegos previos. Pero ¿a qué me refiero con “juegos previos”? Tu lo sabes, no nos hagamos los bobos.

Increíblemente, aunque no lo parezca, usualmente no se le da suficiente crédito al juego previo antes del sexo. Es un error muy común que cometemos muchos de nosotros (ambos sexos por igual). Esto puede definir incluso el resultado de un buen sexo con tu pareja. Algunos pueden pensar que lo importante es ir de una a la acción y ya… ¡que va! eso no logra desarrollar un buen climax, ni un buen sexo.

Me atrevo a decir que que muchas mujeres no logran alcanzar el orgasmo debido a que “muchos no sabemos aprovechar” el juego previo antes de tener relaciones sexuales. ¿Y por qué digo “muchos no sabemos aprovechar”? Bueno, porque he estado en el “lado chimbo de la fuerza”. Sí, yo también la he cagado, becerros.

Seguro me vas a decir: Este bicho si es becerro ¿cómo va a decir eso? ¿como que no sabemos aprovechar?. Te explico, una mujer reacciona muy diferente a nosotros antes, durante y después de cualquier encuentro sexual, incluso aunque sea solo sexo, ellas necesitan sentirse siempre más atendidas. Como lo dije en el post anterior de Sexo Entre Líneas.

En fin, existen infinidades de motivos por los que una mujer no puede alcanzar el orgasmo durante un encuentro sexual: factores psicológicos, falta de confianza, que no exista comunicación con su pareja… un verguero de vainas. Yo me he dado cuenta, con el tiempo, que el hombre siempre comete ese error. Es casi involuntario.

El juego previo, nos ayuda a poder tener un mejor entendimiento sexual con nuestra pareja. No es difícil de lograr, becerros. Solo es necesario que lo pongamos en práctica, que exploremos y estimulemos (más que todo nosotros los hombres), las diferentes zonas del cuerpo de nuestra pareja.

No hay manuales, ni secretos para poder hacer un buen juego previo, solo sentido común. Tampoco pienses que esto retrasa el encuentro sexual, al contrario, lo aumenta. Una mujer bien calentada será un mujer más abierta, más satisfecha. Siempre serás una referencia (para ella), aunque solamente tengan un solo encuentro.

Incluso, cada vez que le toque ir a la cama con alguien se va acordar de ti si alguien no la lograr llevar al orgasmo. #HaHabladoElBecerroMayor.

Créeme, en el sexo no hay segundas oportunidades. Siempre recuerda que uno debe ser el mejor en la cama. El sexo se basa en eso. Porque nadie, absolutamente nadie, quiere repetir un mal polvo. Eso ni siquiera debo recordarlo, becerro.

En todo caso, nunca está demás que nos den un buen consejo sobre el tema, yo he decido recopilar algunas claves que debes tener en cuenta para calentar mejor, sin convertirte en un microondas, #becerrin.

6 claves para hacer un buen juego previo

El juego previo es clave para una mujer, becerros. Es fundamental. El éxito de un buen encuentro sexual se mide en lograr explotar (y explorar), todas y cada una de las zonas de nuestra pareja.

Ahora si solo quieres ser uno más del montón, mejor no sigas leyendo. En todo caso si quieres agregar  más pasión en tu próximo encuentro sexual, te traigo 6 claves (de verdad), que debes intentar con tu pareja en el #PróximoEncuentroHorny.

Estimula sus sentidos

No me refiero a que le metas los dedos por la oreja, ¡mosca! La idea de estimular va mucho más allá de simplemente tocarla. Las mujeres usan casi todos sus sentidos antes, durante y después del sexo, unos en mayor proporción que otros durante las diferentes fases.

El tiempo puede variar por diferentes motivos: estados emocionales, de salud, complejos… lo importante es que te tomes el tiempo para dedicarte a “emocionarla” antes de ir a la acción.

Estimular una zona no tiene un tiempo determinado. Recuerda que cada mujer es un mundo. Todas reaccionan de forma distintas a un mismo estímulo. Besar a una mujer en el cuello puede desencadenar un nivel de excitación distinto en cada una de ellas.

Sí es verdad que tiene mucho que ver con que “seas el carajo correcto”, pero puedes sorprenderla si logras alborotar sus otros sentidos por los que ella ni sospecha que es vulnerable. #AnótaloMenor.

Puedes jugar con sus labios, véndele los ojos, háblale al oído… coño lo hemos visto en películas. Ellas quieren eso. Olvídate de solo ir a meterlo. Incluso, aunque solo sea sexo casual, hazlo, ella te va a desear por siempre. #CeroBecerradas. 

¡Sexo oral, becerros!

Como lo dije en el post “Mijo, baje al pozo“, y lo vuelvo a decir: Becerros (y ahora becerras), hay que hacer sexo oral. Esto es un punto clave antes de ir directo a la “folladera“. El sexo oral oral estimula las zonas erógenas.

El sexo oral es uno de los juegos previos que enciende las pasiones y los deseos sexuales. En el caso de las mujeres, llegan a los orgasmos por estimulación del clítoris. Es por eso que un buen sexo oral es clave para llevarlas al “paraíso del placer“.

Como dije al comienzo del post: Si no ves agua en el tobogán, no te lances. Las mujeres necesitan que se mojen. Puedes lograrlo con este genial (y sabroso), juego previo. Recuerda mis sabias palabras “si la mojas con las palabras, tu legua si lo hará”. #TeVendoEsaLabia.

Toca todo menos en el punto clave

Debemos tocar cualquier zona del cuerpo que no sea necesariamente el clítoris. Esto puede resultarnos bastante bien porque existen muchas mujeres que se niegan a tener orgasmos durante el período de juego previo. Incluso, hay quienes les “perturba” (que becerras), pensar que esto pudiera impedir tener orgasmos  por penetración.

Sin embargo, las mujeres que tienen orgasmos durante los juegos previos abren la posibilidad de convertirse en multiorgásmicas. Algunas piensan que nosotros no hacemos que esos juegos duren, lo que termina por no lograr que ellas desarrollen a plenitud su capacidad orgásmica.

Que un juego dure poco o mucho va a depender de la comunicación que se tengan como compañeros sexuales. Siempre debemos hablar con nuestra pareja. No importa lo difícil que sea, la base de cualquier relación es la comunicación… ahora si solo es un polvo de una noche, y resultaste ser #MuyMaloConElJuego, bueno… ruega a Dios por no volver a ver a esa persona. De lo contrario estás jodid*. 

Recuerda que debes comunicar sin ofender a tu pareja, para evitar que lo malinterpreten y #TeDejenPaLaVerga. Ya sabes #NoMásBecerradas.

Dime qué quieres

Esto casi nadie lo sabe, y parece obvio, pero no. Lo lamento pero estás equivocado/a. Si tu crees que tu pareja debe saber lo que quieres, definitivamente eres #ElPapáDeLosBecerros o #LaMamáDelasBecerras.

Contarle a tu pareja lo qué quieres que te hagan, por más obvio que suene, es de las cosas más geniales que podemos hacer para no quedar insatisfechos. #BorraloElMio.

Siempre nos arrepentimos cuando terminamos de tener sexo y no quedamos satisfechos. En el caso de los hombres podemos más o menos sobrellevar la cosa, pero una mujer… verga, es preferible dejar insatisfecho al diablo. #DePana. En todo caso, lo importante es siempre decir todo lo que queremos hacer.

En este punto alguno dirá: ¿y la espontaneidad? A ver, la espontaneidad es algo incomparable (y muy sexy), no lo niego, pero si tu (mujer), agarras al carajo y lo miras a los ojos y le preguntas: ¿Qué quiere que te haga? Pfff eso lo dejará con la mente descontrolada. #Inténtalo.

Animarse a lo nuevo

Lo importante en un juego previo, es vivir nuevas experiencias en la cama, piso, baño, parque, playa… en casi cualquier lado que podamos tener un poco de intimidad. La idea de experimentar se hace siempre con el consentimiento de nuestra pareja, esto puede resultar más excitante y placentero.

Existen muchas cosas que podemos hacer. En este punto estoy seguro, que muchos de mis amigos no lo intentan porque quizás no se sienten seguros con respecto a usar lo que voy a decir: juguetes sexuales. Y no, no es para el hombre precisamente, aunque si te gusta que los usen contigo, no hay problema. En el sexo todo es válido. Siempre que te guste, claro.

Otra idea, es usar elementos que tengas a tu disposición; hielo, caramelos de los de menta o esos que son explosivos (usen los caramelos, es buenísimo). Pueden usar algo para taparle los ojos, amarrar sus manos, mientras la otra persona te estimula.

Estar amarrado mientras eso ocurre es desesperante pero una experiencia brutal.

Existe la idea de que a nosotros (los hombres), nos gustan los strip-tease… bueno si. ¿Pensabas que iba a decir que no? #TasLoco. La cosa es que no abusen con el tiempo. Queremos tocarlas, y cuando no nos dejan eso nos vuelve loco (esto si no es juego de carritos).

Aunque en todo caso, nosotros siempre queremos llevar el control. Es bueno que la mujer, trate de tener la iniciativa de hacerlo. Incluso, aunque te gusten que te dominen, hazlo. Puedes aplicar la de Ramos Allup:

“Aquí que el tiempo lo llevo yo, diputado”.

Siempre hay que sextear

Becerros, esto es genial. Enviar “mensajes perversos” a tu pareja es fundamental. Provocalo/a y dile lo que le tocará de comer en la noche, en la tarde, en la mañana, etc… eso fomenta el deseo sexual. Los “nudes” son importantes. Los hombres son mucho más visuales que las mujeres. Por favor, no dejen de hacerlo, ¡NUNCA! 

También, puedes jugar con la idea de decirle todo lo que le quieres hacer la próxima vez que se vean. Hay que expresar todas nuestras expectativas. Este tipo de estrategias siempre funciona. Pero recuerda: que no se te pase la mano con los mensajes, porque no queremos caer en lo fastidioso. Le puedes decir lo que le tienes pensado hacer, pero no con lujos y detalles. Simplemente no. #TeLoDiceElBecerro.

Insisto, la idea es motivar siempre a nuestra pareja. Envíale un mensaje sensual de lo que se te ocurra, eso le dejará la mente destruida (en el buen sentido). La idea es que piense en lo que le tocará comerse la próxima vez que se vean. Ambos se conocen, saben que pueden despertar y cómo sacar ese lado erótico de su pareja.

Ambos son responsables de aportar esos pequeños detalles que pueden llegar a hacer la diferencia entre un sexo normal a “un sexo de pinga”. 

¿Después de saber esto que más necesitas leer para hacer un buen juego previo, becerro? Te puedo decir que lo más importante en una relación de pareja es siempre lograr hacer un buen juego previo. Más para la mujer que el hombre. Esto no quiere decir que uno no pueda ser “tratado como princeso de vez en cuando”.

En todo caso, es necesario que antes de cualquier encuentro sexual ambos se acaricien, besen, abracen… coñ* ustedes saben.

Existen muchas cosas que podemos hacer, la creatividad te la dejo a ti. Verás que esto generará un mejor entendimiento sexual… ya sabes a “qué me refiero”. Lo importante es que el deseo y la tensión sexual aumenten. ¿Por qué? Simple, los juegos desatarán un estado de tensión tan pero tan arrecho que  cuando les toque verse, bueno… #EseCuartoVaAOlerASexo.

Becerros, como siempre, si les gustó compartan el post #AhoraMismo. Te recuerdo que puedes seguirme en mis principales redes sociales: FacebookTwitterInstagramGoogle + y LinkedinNos leemos prontos, becerros.

Marlon Brito
Marlon Brito
Estudiante de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela. Apasionado por el diseño gráfico, las artes y los videojuegos. Conocido como "El Becerro Polémico".

3 Comments

  1. Si no ves agua en el tobogán, no te lances JAJAAJJAJA es LA frase 😉

  2. imperdible este articulo ya lo comparto a mis poquisismos amigoss Por favor lee mi ultimo post: https://goo.gl/0l4Wnm

Deja un comentario